A raíz de una publicación en redes sociales por parte del señor Hassan Fares, la empresa Air-e se permite señalar que son infundadas sus afirmaciones frente a los procedimientos adelantados por técnicos para la suspensión del servicio de energía en su residencia por mora.

La empresa rechaza también un nuevo acto de agresión verbal a gestoras comerciales de la compañía en la oficina Country.

Igualmente, puso en riesgo a los mismos usuarios a quienes presionaba a salir de la oficina, a pesar de la oposición de algunos que querían seguir en la sede de la empresa para desarrollar diversos trámites.

En este caso, el cliente Hassan Fares tiene una millonaria deuda vigente y 23 facturas acumuladas sin pagar, lo cual conllevó a la suspensión del servicio donde reside.

Si bien es cierto, el ciudadano insiste en que tiene reclamaciones ante la compañía, todas han sido resueltas, lo que implica que la deuda está en firme.

La compañía rechaza el vocabulario soez y maltratador del señor en contra de varias gestoras comerciales e inclusive contra clientes, lo cual implicó la intervención de la Policía Nacional para garantizar la integridad de los funcionarios y usuarios.

Nuevamente, Air-e le ofreció los amplios planes de pago vigentes para que salde su deuda y continúe con el servicio de energía en su predio.

Finalmente, la empresa Air-e reiteró que tiene disponible para los clientes un sinnúmero de canales virtuales y presenciales para presentar sus peticiones, quejas o reclamos.

Spread the love