Carlos Arcieri comparte con estudiantes de la Uninorte el arte de la luthería

124

Por Saúl Granados Ruiz.  

El barranquillero Carlos Arcieri Ripoll, reconocido como ‘el mejor Luthier del mundo ‘, visitó el 10 de agosto el Departamento de Música de Uninorte, con el propósito de hablar sobre su vida y trayectoria alrededor de la restauración, creación y reparación de instrumentos musicales, así como también para compartir y aportarles sus conocimientos a los futuros músicos de la región.

La visita del famoso Luthier, quien estuvo acompañado por su esposa Rosanna Silvestri Arcieri, se dio gracias a la gestión de Álvaro Suescún, su amigo y aliado de Uninorte. “Nosotros siempre hemos tenido una excelente relación con Suescún y él al enterarse que con motivo de su cumpleaños número 80, Carlos Arcieri estaría en Barranquilla, nos ayudó a contactarlo y a concretar el espacio. Fue el mismo Arcieri quien propuso que se diera este encuentro con estudiantes, pues él siempre ha estado muy presente en la formación de nuevos artistas en la ciudad”, explicó Humberto Ramírez, director del Departamento de Música de la Universidad del Norte.

Ramírez añadió que este encuentro fue muy enriquecedor para los estudiantes porque “no solamente es el hecho de que haya venido y nos haya compartido su trayectoria, sino la entrega y el compromiso con que lo hizo. Arcieri sacó tiempo para cada uno de nuestros estudiantes, ya que revisó los instrumentos de cada uno y pensando en su desarrollo artístico y profesional”.

Compartir con el mejor luthier del mundo un espacio de diálogo fue una experiencia enriquecedora para los estudiantes de música de la Uninorte.

La trayectoria de Carlos Arcieri 

Cuando Carlos Arcieri Toma un instrumentos en sus manos su rostro se transforma.

Carlos Arcieri estudió pintura en el Instituto de Bellas Artes, en la época en la que el maestro Alejando Obregón era rector. “Tuvo la dicha de que Freda Sargent, la esposa de Obregón, fuera su maestra titular de pintura, imagínenselo”, contó con emoción Rosanna Silvestri a todos los presentes.

Al finalizar sus estudios en 1967, Arcieri se trasladó a Nueva York, ya que en ese entonces era el mayor centro de arte del mundo. «Para los artistas, Nueva York era lo que es La Meca para Mahoma, era la realización de un sueño porque quería ser de los mejores pintores del mundo, pero bueno la cosa fue tomando otro rumbo”, expresó.

En 1975 vendió algunas de sus pinturas, y contó con la suerte de que uno de sus compradores lo llevó a la Casa Rembert Wurlitzer, donde conoció a Simone Saconni, el mejor luthier del siglo XX, y con quien entabló una gran amistad, aprendiendo así la técnica de la reparación de instrumentos. “A partir de entonces solo ha venido éxito en la vida de Carlos. Él ha tenido la fortuna de atender a grandes personalidades de la música que se han vuelto grandes amigos como Mischa Maisky, Szymon Goldberg, Pinchas Zuckerman, Tossy Spivakovsky y Yo Yo Ma”, señaló Rosanna Silvestri.

A lo largo de los años, Arcieri se ha destacado por ser meticuloso con los detalles, lo que le ha permitido sobresalir entre los luthieres, y es por esto que en 2012 explotó su fama, ya que fue el escogido por la Familia Real Española para restaurar los Violoncelos Stradivarius pintados, que se habían fracturado en una sesión de fotos. “Esta experiencia fue muy cómica porque cuando llegamos al Palacio Real en Madrid, los españoles habían hecho una cuantiosa investigación acerca de todos y cada uno de los trabajos que había hecho mi marido hasta la fecha. Es por esto que al ver como él ha trabajado para grandes músicos, es contratado para realizar esta labor tan importante, ya que el valor de estos violonchelos es incalculable” evocó Silvestri.

“Fue una labor muy minuciosa pero que tomó por sorpresa a la Familia Real Española, ya que ellos pensaron que iba a tardarme meses en realizar la restauración, pero tan solo me tomó 9 días. El tiempo restante lo aproveché ya que ellos me presentaron el cuarteto de cuerdas real y me di cuenta que los puentes de los instrumentos eran de mala calidad. Ahora todos los instrumentos del Palacio de Madrid cuentan con puentes Arcieri y soy el Luthier Oficial de Madrid”, señaló entre risas Arcieri.

Luego de hacer un repaso por su vida, este maestro de la madera y de los instrumentos de cuerda revisó cada uno de los instrumentos de cuerda de cada uno de los estudiantes de violín y celo presentes en el salón 5M. Arcieri hizo recomendaciones a cada estudiante, dependiendo de lo que encontrara en el instrumento y finalizó el encuentro señalando que “ve mucho potencial en estos jóvenes artistas. Me voy contento y espero que Uninorte tenga un buen luthier que ayude y aporte al desarrollo artístico de nuestra juventud”, concluyó.

Spread the love