Continúan los robos de cables eléctrico, esta vez fue en la zona rural de Campeche

26

A pesar de los esfuerzos de las autoridades, persiste el robo de cables eléctricos en diferentes sectores del Atlántico.

Además de los perjuicios económicos, comunidades enteras se ven afectadas con esta problemática que impacta directamente a colegios, acueductos, hospitales, oficinas públicas y a la comunidad en general.

El caso más reciente se presentó entre el corregimiento de Campeche y el municipio de Usiacurí, en donde fueron hurtadas 950 metros de redes eléctricas.

Igualmente, en días pasados se presentó un caso en zona rural del municipio de Tubará que dejó por varias horas sin energía al casco urbano y fincas.

De acuerdo con Ramiro Castilla Andrade, Gerente de Air-e en el Atlántico los delincuentes se han hurtado cerca de 30 kilómetros de redes eléctricas en diferentes puntos del departamento y con menor impacto en Magdalena y La Guajira.

“El hurto de cables es muy preocupante principalmente en la banda Oriental en inmediaciones de Martillo y Puerto Giraldo. Igualmente se presentan casos en zona rural de Sabanalarga, Luruaco y Repelón”, dijo.

Finalmente señaló que es importante que la comunidad denuncie oportunamente a la Policía Nacional cualquier caso de manipulación de redes eléctricas por parte de personal no autorizado.