COP26: Proyecto de Colombia y Ecuador beneficia a 19 mil personas afro e indígenas

51

“El proyecto trabaja donde las comunidades son altamente vulnerables a los efectos del cambio climático”: Subsecretaria de Cambio Climático de Ecuador.

 Glasgow (Escocia)- Como los efectos del calentamiento global son una realidad,  Colombia viene implementando acciones que ayudan a mitigarlo e impulsando a otros países a elevar sus metas climáticas para que, entre las autoridades, los sectores y las comunidades prevengan daños a la seguridad alimentaria, a la salud, a la economía, y que todo, en su conjunto, evite que la temperatura del planeta sobrepase los 1.5 grados centígrados, entre otros propósitos.

Por ello, Colombia y Ecuador, en el panel Network for Zero Hunger (o Red Cero Hambre) desarrollado en la Conferencia de las Partes COP26 en Glasgow (Escocia, Reino Unido), expusieron ante un público de diferentes países cómo están enfrentando el cambio climático no solo con estrategias que impactan positivamente a las comunidades concentradas en las ciudades intermedias y grandes, sino también en las regiones más apartadas y fronterizas.

En ese sentido, dieron a conocer su programa Fortaleciendo la Capacidad de Adaptación al Cambio Climático a través de Acciones de Seguridad Alimentaria y Nutrición en Comunidades Vulnerables Afro e Indígenas Awá en la zona fronteriza entre Colombia y Ecuador.

El proyecto beneficia a 19.000 personas y tiene un área de intervención de 915.000 hectáreas, donde se ubican 135 comunidades priorizadas, de las cuales 69 están localizadas en los departamentos de Nariño y Putumayo, en Colombia, y 66 en las provincias de Esmeraldas, Carchi, Sucumbíos e Imbabura, en Ecuador.

Más que clima y economía

“Nosotros en el Gobierno Nacional, y especialmente en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, sabemos que las metas climáticas de país las lograremos a corto, mediano y largo plazo con el apoyo de las comunidades en los territorios. Cuando hablamos de cambio climático no solo hablamos del clima y sus consecuencias en la salud y la economía, sino también de seguridad alimentaria. Por eso la importancia de este programa que venimos ejecutando, muy ligado a los saberes ancestrales de las comunidades indígenas, un tema de vital importancia que hemos traído a la COP”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente.

Para David Olarte, jefe de la Oficina de Asuntos Internacionales del Minambiente y panelista en el evento, es de gran importancia este proyecto binacional porque representa el esfuerzo de dos países que quieren y buscan adaptarse al cambio climático. “Esta es una necesidad global, y Colombia viene trabajando en la ejecución de este programa para poder adaptar a las comunidades a los efectos del cambio climático, y darles, también, seguridad alimentaria y desarrollo sostenible”, explicó.

El programa tiene también como objetivo la recuperación e integración de los saberes ancestrales con el conocimiento científico e institucional, lo que ya ha permitido orientar el diseño de medidas de adaptación al cambio climático basadas en comunidades y en ecosistemas.

Algunas de estas medidas son los bancos comunitarios de semillas, la protección de fuentes de agua y riberas con especies forestales nativas, los sistemas comunitarios de alerta temprana, el fortalecimiento de las huertas y del gobierno propio, incluyendo guardias indígenas y cimarronas.

Al respecto, Karina Maribel Barrera Moncayo, subsecretaria de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador, dijo: “Este proyecto es de gran importancia porque envuelve a comunidades en un área de frontera con peligros para la seguridad alimentaria; además, trabaja donde las comunidades son altamente vulnerables a los efectos del cambio climático. Tiene tres líneas de acciones importantes: la construcción de capacidades de las comunidades para enfrentar la seguridad hídrica, el cambio climático y la gestión de riesgos; el fortalecimiento de los conocimientos ancestrales de las comunidades y el incremento de tecnologías y ciencia alrededor de ello, y la implementación de medidas de adaptación al cambio climático entre Ecuador y Colombia”.