Defensoría del Pueblo le pide a la UNGRD darle la atención necesaria a comunidad afectada por incendio en Montería, Córdoba

90

Al Gobierno Nacional, lo exhorta a cumplir su compromiso de proporcionar viviendas dignas para las comunidades de ese asentamiento, ubicado en el sur de la capital cordobesa, que años atrás fue víctima de un incendio de similares proporciones.


Debido al incendio que afectó al sector Nuevo Milenio, un asentamiento que forma parte del barrio Santa Fe, en Montería (capital del departamento de Córdoba), un equipo de la Regional Córdoba de la Defensoría del Pueblo hizo presencia en el lugar para velar por el restablecimiento de derechos de quienes resultaron damnificados.

Aunque las personas afectadas fueron trasladadas a un albergue temporal, la institución colombiana de derechos humanos le solicita a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) iniciar la ruta efectiva de atención a quienes lo perdieron todo y adelantar el censo para determinar con exactitud cuántos fueron los perjudicados.

Las llamas, que dejaron 98 adultos y 29 menores de edad afectados, según el más reciente reporte oficial, se presentó en la madrugada del 1 de enero por causas que aún están por ser determinadas; sin embargo, un cortocircuito es una de las primeras hipótesis planteadas por las autoridades como causante de la tragedia, en la que resultaron afectadas alrededor de 30 viviendas.

Aun cuando la Defensoría del Pueblo valora cómo la administración municipal ha respondido con la activación de los Comités de Gestión del Riesgo e implementado las medidas necesarias, es imperativo evaluar las problemáticas que ocurren en el asentamiento afectado por las llamas y trabajar para corregirlas. De igual manera, insta al Gobierno Nacional a cumplir su compromiso de proporcionar viviendas dignas para las comunidades de ese sector.

No es la primera vez que una situación de tal tipo afecta a la comunidad de Nuevo Milenio, en el sur de la capital cordobesa, pues el 6 de enero del 2021 un incendio dejó como penoso saldo 27 viviendas calcinadas, en las que habitaban 48 adultos y 39 menores de edad.

La Defensoría, con un equipo especializado de su Regional Córdoba, le continuará haciendo seguimiento a lo acaecido, con el fin de que los derechos a la vida, integridad, salud y vivienda digna de los damnificados sean garantizados.

Spread the love