El suelo pélvico y los beneficios de ejercitarlo

223

El suelo pélvico se deteriora con los años y aún más con el parto, si la mujer no tiene un adecuado tono muscular, podría experimentar problemas como la incontinencia urinaria de esfuerzo, prolapso uterino e incontinencia anal, entre otros que afectan tu calidad de vida.

Antes del embarazo: hacer ejercicios regularmente para mantener y fortalecer la pelvis es vital. Lo más importante es contraer y relajar de manera repetida el músculo pubococcígeo (el que está entre el ano y la vagina), la cantidad de veces que sea necesario para adquirir conciencia del área sostenida.

Durante el embarazo: sentada en posición de cuclillas, contraiga, sostenga y relaje tres veces seguidas. Esto facilita la parte muscular, evita desgarros en el parto y la incontinencia por el control del peso del abdomen.

Después del embarazo: en el período de recuperación trate de mantener contraída esa área durante varios segundos cada vez que te acuerdes, durante todo el día. Esa contracción continuada mejora el tono, la conciencia del cuerpo, la calidad de vida y tu sexualidad.

Spread the love