En 2023 se “sobrecumplió la meta fiscal”, dijo el Ministro, y advirtió de un menor ingreso tributario en 2024.


El Gobierno Nacional presentó el cierre macroeconómico preliminar de 2023 y las proyecciones del Plan Financiero de 2024, luego de la aprobación por parte del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis).
El ministro de Hacienda, y Crédito Público, Ricardo Bonilla González, informó que preliminarmente (la cifra oficial será revelada por el DANE el próximo 15 de febrero) la economía del país cerraría 2023 con un crecimiento de 1,2%, es decir, 0,6% menos que la proyectada que era de 1,8%.
Sin embargo, “está pendiente la cifra del cuarto trimestre de 2023, pero con 1,2% ya se alejó el fantasma de una posible recesión”, aseguró el ministro Bonilla.
Este resultado se explica por el comportamiento de los sectores de administración pública, actividades artísticas, actividades financieras y la fluctuación de las exportaciones.
Para 2024, el Ejecutivo proyecta un crecimiento económico de 1,5%, que se impulsaría por factores como una política monetaria menos restrictiva, disminución de la inflación y una menor percepción del riesgo.

Déficit fiscal
Con el cierre preliminar, el déficit del Gobierno Nacional Central (GNC) en 2023 fue de 4,2% del Producto Interno Bruto (PIB), un punto porcentual por debajo de lo observado al cierre de 2022.
“Este resultado representa un sobrecumplimiento de la regla fiscal de 0,1% del PIB y una mejora de la misma magnitud frente a lo proyectado en el Marco Fiscal de Mediano Plazo. En 2023 los ingresos del GNC aumentaron en 2,4 puntos porcentuales del PIB frente al año anterior, mientras que los gastos fiscales aumentaron en 1,4 puntos porcentuales. Y la deuda neta se redujo en 5,1 puntos porcentuales situándose en 52,8% del PIB”, explicó Bonilla González.
Para este año el Gobierno planea usar el espacio que otorga la regla fiscal para aumentar el gasto fiscal en 1,4 puntos porcentuales adicionales. De esta forma, el déficit proyectado del GNC sería en 2024 de 5,3% del PIB, lo que llevaría la deuda neta a 57%.

Inflación

En 2022 se ubicó en 13,1% y en 2023 luego de una senda descendente durante nueve meses cerró en 9,28%. El en que siga bajando y termine en 2024 en 6%.
Esta cifra se daría por menores precios de los alimentos, menor aumento en costos de los bienes, la tasa de cambio que seguiría bajando este año y la reducción en la inflación de combustibles.

Tasa de cambio

De una tasa nominal de $4.256 en 2022, se pasó a una proyección de $4.640 pero cerró terminó realmente en $3.900, y se proyecta que para 2024 cerrará en $4.317.

Petróleo

El precio de referencia para Colombia cerró en 2022 en USD 99/barril; para 2023 se proyectó en USD 78/barril, y se proyecta para 2024 que termine en USD 78/barril.
Ahora, la producción de crudo paso de 754 mil barriles/día a 769 mil barriles/día en 2023 y se proyecta que cierre 2024 en 749 mil barriles/día.
Importaciones
Este indicador pasó de 26,2% en 2022 a -18,1% en 2023, y se proyecta una leve recuperación de 0.2% para 2024.
Balance de cuenta corriente 
Del cierre de -6,2% en 2022 se pasó a un cierre de -4,0% en 2023, y se proyecta que para final de 2024 este indicador cerrará en -2,5%.

Tasas de interés

En diciembre pasado, la Junta Directiva del Banco de la República bajó las tasas de referencia a 13% luego de permanecer seis meses en 13,25%; y esta semana hizo una segunda reducción al ubicarlas en 13%. Es decir, en un mes la tasa de intermediación ha descendido 0,5 puntos básicos.

Sin embargo, el Gobierno espera que al cierre de 2024 estas queden en 8%. “La Junta Directiva del Banco de la República tiene este año ocho reuniones, en las siete que quedan esperamos reducciones de entre 0,5% y 0,75% en cada una para que al cierre de año queden en 8%”, explicó el ministro Bonilla González.

Combustibles

Desde octubre de 2022 comenzó el ajuste de la gasolina para equiparar el diferencial de precios internos e internacionales, cielo que permitió el cierre de la brecha en enero pasado.

Ahora, previa concertación con los transportadores, comenzará el ajuste de precios del Acpm. Durante 2023, el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de las Combustibles cerró en $20,5 billones, de los cuales $15,2 billones (74%) corresponden a diésel. Y para 2024, el Ministerio de Hacienda aspira a reducir este déficit a $9,5 billones.

Menor ingreso tributario

El Ministro de Hacienda explicó que entre 2021 y 2022 hubo un mayor recaudo debido a las dos reformas tributarias de esas vigencias, pero en 2023 no se cumplió la meta: se esperaban ingresos de $309 billones, pero solo se recogieron $296 billones, es decir, $12 billones menos.

El recaudo proyectado para 2024 está a la baja por: ajuste de $6,5 billones para compensar los menores ingresos por la sentencia de la Corte Constitucional sobre las regalías; litigios tributarios, decisiones judiciales, condiciones macroeconómicas menos favorables y un menor recaudo frente a lo proyectado en 2023.

Estrategia de financiamiento

De acuerdo con el Plan Financiero 2024, se contempla una estrategia de financiamiento con los siguientes elementos:
– La Nación contempla desembolsos por $75.8 billones, 4.5% del PIB, que corresponden a financiamiento de la vigencia 2024.
– La Nación prevé desembolsos externos por US$5.500 millones ($22.391 billones, 1,3% del PIB), para financiar el déficit fiscal.
– De fuentes externas se prevé que 55% provenga de préstamos con organismos multilaterales y bilaterales y el restante 45% del mercado internacional de capitales, incluyendo emisión de bonos sociales en el mercado internacional.
– Emisiones de Títulos de Tesorería TES por $53 billones (3,2% del PIB), de los cuales $37 billones se obtendrán a través de subastas y sindicaciones, $1 billón a través de la emisión de TES Verdes en el mercado local, y $5 billones de inversiones de entidades públicas.
Spread the love