Alcaldía sorteó seis máquinas de coser, entre mujeres del sector rural, desplazadas e indígenas


En una sencilla gala de graduación, encabezada por el Alcalde Rumenigge Monsalve, treinta y un personas recibieron este viernes certificación del curso de manejo de Máquina Plana, coordinado por la Oficina de la Mujer y Equidad de Género de la Alcaldía de Malambo.

Los beneficiarios de esta capacitación, que se impartió en un periodo de dos meses, fueron en su mayoría mujeres pertenecientes a población rural, desplazadas e indígenas. Seis de ellas ganaron una máquina plana a través de un sorteo realizado por la Alcaldía, y una mujer sobreviviente de cáncer fue compensada con una máquina donada por el Alcalde.

«Son mujeres a las que les ha tocado luchar, algunas son madres cabeza de hogar, otras son abuelas, para quienes no ha sido fácil sacar adelante a su familia. Cada día buscamos la forma de ayudarlas, para seguir construyendo sueños sin importar su edad. Este año fueron mil mujeres las que recibieron capacitación en diversos cursos, queremos formar a otras mil mujeres el otro año en arreglo de uñasqq, masaje, maquillaje, patronaje, y en cursos técnicos o tecnólogos», destacó el mandatario, además de motivarlas a inscribirse a los estudios formales o de educación superior que ofrece la Administración en convenio con diferentes universidades.

En la ceremonia, celebrada en el recinto del Instituto Municipal de Cultura, las aprendices se presentaron luciendo atuendos (vestidos, blusas y/o faldas) elaborados por ellas mismas, durante el entrenamiento recibido.

Para Doris Monsalve, coordinadora de la Oficina de la Mujer y Equidad de Género, este curso de Máquinas Planas y Patronaje Básico «permitirá a estas personas mejorar sus emprendimientos y su calidad de vida. Invito a que más mujeres aprovechen los cursos que tenemos desde esta Administración», destacó Monsalve.

Por su parte, Cindy Rovira Beleño, beneficiaria y ganadora de una máquina plana, manifestó su agradecimiento porque a través de este curso ha podido conseguir empleo.

«Me siento muy feliz porque hoy hemos culminado el curso de Máquinas Planas, corte y patronaje de prendas femeninas, ha sido algo que siempre había soñado aprender: un arte con la confección. Gracias a este curso ya he empezado mis prácticas y muy agradecida con la Oficina de la Mujer y el Alcalde por su gestión para la realización de este curso», indicó.

Spread the love