La compañía Air-e lamenta el fallecimiento de Rudy Narváez, técnico que laboraba para la empresa contratista INMEL.

El operario fue herido de gravedad en un acto de intolerancia en el barrio Simón Bolívar y luego fue llevado a un centro hospitalario, en dónde a pesar de los esfuerzos médicos falleció este sábado 31 de diciembre en horas de la noche.

La empresa rechaza enérgicamente los actos de intolerancia de algunos usuarios en contra de operarios de la compañía, quienes en desarrollo de sus funciones de corte de energía, detección de casos de robo y reparaciones técnicas son agredidos físicamente y que en este caso le ocasionaron la muerte a Rudy Narváez.

Frente a los hechos sucedidos, el sindicado de la agresión del técnico fue judicializado por homicidio.

La empresa hizo un llamado a utilizar las vías de diálogo y concertación para evitar que se presenten estos lamentables hechos nuevamente.

«Acompañamos a los familiares de Rudy y enviamos nuestro mensaje solidario también a sus amigos y compañeros de trabajo», dijo Ramiro Castilla Andrade gerente de Air-e en el Atlántico.

Spread the love