La administración departamental también ofrece otros beneficios tributarios como: descuentos en el traslado de la matrícula de vehículos de combustión al departamento y el registro de nuevos vehículos híbridos-eléctricos y eléctricos.


La Gobernación del Atlántico ofrece un descuento del 80 por ciento en intereses y sanciones a los contribuyentes del departamento que se pongan al día con el impuesto vehicular, vigencia 2021 y anteriores, hasta el 31 de octubre.

«La medida busca incentivar que los contribuyentes morosos se pongan al día en el pago de deudas pendientes de las vigencias 2021 y anteriores. Hasta el 31 de octubre se aplicará un 80 por ciento de descuento sobre sanciones e intereses generados a la fecha de pago. Con los recaudados, desde la administración departamental seguimos financiando y destinando estos recursos a la transformación que viven los atlanticenses en materia de educación, salud, recreación y servicios públicos», indicó el secretario de Hacienda del departamento, Juan Camilo Jácome.

La primera etapa de beneficios tributarios irá hasta el 31 de octubre y la segunda irá hasta el 30 de noviembre, con el 70 por ciento de descuento; y la tercera, hasta el 28 de diciembre con el 50 por ciento de descuento en intereses y sanciones.

El Secretario también resaltó que dentro del paquete de beneficios tributarios que ofrece la administración departamental están descuentos por el traslado de matrículas de vehículos al departamento para el pago de sus obligaciones en el Atlántico: se aplicará el 70 por ciento a vehículos de combustión y un 60 por ciento a vehículos híbridos-eléctricos y eléctricos. Además, para la matrícula de nuevos vehículos híbridos-eléctricos y eléctricos tendrán el descuento será del 70 por ciento por cinco años.

De acuerdo con el nuevo Índice de Desempeño Fiscal publicado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), la gestión financiera de la Gobernación del Atlántico se destacó como la mejor de los entes territoriales del país. El estudio resaltó la sostenibilidad financiera a la luz de la viabilidad fiscal, la capacidad de generación de recursos propios, el endeudamiento y los niveles de inversión de la administración departamental, lo que ratifica el buen manejo de los recursos públicos.

Spread the love