Un nuevo memorando de entendimiento apunta a intensificar el desarrollo territorial sostenible, la protección de la biodiversidad y la inclusión social.


Barranquilla, la biodiverciudad que volcó su mirada al río Magdalena y ahora le devuelve la vida a la ciénaga de Mallorquín, recibió este miércoles un nuevo espaldarazo por parte de la Agencia Francesa de Desarrollo –AFD– con la firma de un nuevo memorando de entendimiento con el que se ratifica la colaboración entre las partes para el desarrollo territorial sostenible, la protección de la biodiversidad y la inclusión social.

Con este nuevo convenio, por valor de 50 millones de euros, las acciones apoyadas por el gobierno francés suman un total de 170 millones de euros, que están enfocados en la restauración medioambiental, entre otras estrategias y programas que impactan en la calidad de vida de los ciudadanos.

Para mostrar el avance de las obras de la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín, el alcalde Jaime Pumarejo Heins lideró este miércoles una visita en la primera y segunda unidad funcional, en la que estuvo acompañado por la ministra para Europa y de Asuntos Exteriores de la República Francesa, Chrysoula Zacharopoulou, secretaria de Estado de Desarrollo, Francofonía y Colaboración Internacional; el embajador de Francia en Colombia, Frédéric Doré; el director de la AFD Colombia, Lamine Sow; la secretaria distrital de Hacienda, Lanny Quintero, y el jefe de Relaciones Internacionales del Distrito, Manuel Trujillo, quienes recorrieron los tramos donde serán protagonistas actividades como avistamiento de aves, senderismo, deportes náuticos, entre otras.

«Esta es una unión que nace hace un par de años y ha sido fundamental para el desarrollo de Barranquilla, este hermanamiento de manera directa con Francia nos ha permitido apostarle al crecimiento inclusivo, a la creación de empleo y a la recuperación del medioambiente para volverlo un motor de desarrollo, dejándoles este legado a nuestros niños y a nuestros nietos”, destacó el alcalde Pumarejo.

Agregó que “esta es la lucha más importante que está dando hoy el mundo y encontramos un gran aliado, que no solo nos apoya con financiamientos a tasas blandas y muy competitivas, sino también con apoyo técnico, con cooperación, pero lo más importante, siendo parte de un equipo que se preocupa por la gente que habita en Barranquilla, es un gran hermanamiento que podrá generar empleo y calidad de vida».

El alcalde Pumarejo resaltó la consolidación de Barranquilla y los lazos de cooperación que se han establecido durante esta administración con otros países y organizaciones, permitiendo afianzar el desarrollo sostenible de la ciudad. “Es un gran espaldarazo y está diseñado teniendo en cuenta las necesidades de Barranquilla, y por eso creo que esta alianza hoy le está enseñando al mundo cómo se trabaja, de manera bilateral, con un territorio subnacional para cambiar la calidad de vida de nuestra gente”.

Adicionalmente, a través de la Oficina de Relaciones Internacionales se han gestionado con la AFD 1 millón de euros en cooperaciones técnicas para apoyar a la Alcaldía distrital en la implementación de diferentes proyectos, como la recién  presentada estrategia denominada L’Equipe Deportivo –El Equipo Deportivo–, que beneficia a 500 niños en la práctica de deportes como rugby y boxeo; asimismo, el respaldo a la cultura por medio de narrativas audiovisuales, y finalmente estudios y diseños anticipados para la ciénaga de Mallorquín, que ya se han ejecutado previo a la obra.

Proyectos específicos

Los proyectos del Distrito que recibirán impulso con este apoyo por parte de la Agencia Francesa de Desarrollo son la restauración medioambiental de un ecosistema lagunar, la creación de un bosque urbano y el aumento de los espacios verdes, la reducción de las inundaciones mediante la intervención hidráulica de los caños, el aumento del reciclaje de residuos, la producción de energía solar para autoconsumo, la mejora de la calidad del aire, un mejor conocimiento y respuesta a los riesgos de desastres, la inclusión de poblaciones vulnerables, la lucha contra la violencia de género, la formación y el acceso al empleo de los migrantes y de la comunidad afrocolombiana.

La secretaria de Estado de Desarrollo, Francofonía y Colaboración Internacional de la República francesa, Chrysoula Zacharopoulou, destacó la estrecha relación y el apoyo de Francia a la ciudad en  las orientaciones estratégicas de la Administración distrital que tienen que ver con las principales prioridades de la política francesa en materia de lucha contra el cambio climático, protección de la biodiversidad y de los ecosistemas locales, desarrollo sostenible, solidario y de lucha contra las desigualdades mundiales.

“Me enorgullece anunciar este nuevo compromiso de Francia. Nuestra cooperación es una alianza por Barranquilla, por su medioambiente, por sus habitantes y por la paz”, expresó la Sra. Chrysoula Zacharopoulou.

La ciénaga de Mallorquín

La recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín comprende en su primera etapa tres kilómetros de senderos, entre bicirrutas y senderos peatonales, un área deportiva desde donde se podrán hacer deportes de vela y remo, otra área de contemplación para apreciar las aves y la naturaleza, y zona de cafetería donde se podrá apreciar el paisaje natural.

Por otra parte, la segunda etapa del proyecto contiene equipamientos como zona de manglario y acuario, plazas de descanso, muelle y piscina natural, ciclorruta, pasarelas y zona de parqueadero.

La zona de la unidad funcional 2 se encuentra implantada en la ciénaga sobre pilotes de madera –al igual que unidad funcional 1-, que sostienen la estructura de madera natural. Se accede a ella siguiendo el recorrido del sendero peatonal, conectado con los demás equipamientos. Su forma y configuración permiten diferentes maneras de acercamiento al agua a través de la piscina y el muelle.

La AFD

La Agencia Francesa de Desarrollo, AFD, se destaca por ser precursora de proyectos que tienen como meta acompañar las transiciones ecológicas y sociales equitativas.

Por esta razón, la financiación otorgada a Barranquilla estará enfocada: por un lado, en la ‘biodiverciudad’ (protección de fauna y flora, reciclaje, arborización, gestión de los riesgos naturales y recuperación de los cuerpos de agua) y, por el otro, en la búsqueda de una mayor equidad (inclusión social, educación, servicios y espacios públicos).

Spread the love