Estudiantes, docentes, rectores, padres y familias del sur del departamento vivieron la experiencia de Maloka Viajera, ubicada en la IE José David Montezuma, que por primera vez visitó al Atlántico.


Las exposiciones permanecieron durante 10 días en la IE José David Montezuma de Repelón, para hacer de la ciencia una experiencia divertida y cotidiana al interior de las instituciones educativas oficiales de los municipios no certificados.

La secretaria de Educación Departamental, Catalina Ucrós Gómez, acompañó el cierre de las exposiciones de ciencia itinerante y destacó que 32 instituciones educativas oficiales de las zonas urbanas y rurales de los municipios del sur del departamento, como Santa Lucía, Luruaco, Campo de la Cruz, Manatí, Suan y Candelaria, visitaron Maloka Viajera.

“Esta experiencia ha sido invaluable para nuestra comunidad educativa. Es la primera vez que nuestros estudiantes de zonas como Candelaria, Villa Rosa, Cien Pesos y La Tablas tuvieron la oportunidad de interactuar con una experiencia espacial como la del planetario, donde aproximadamente 4 mil de nuestros niños y jóvenes de zonas rurales pudieron conocer en primer plano cómo funciona un generador de Van de Graaff”, aseguró Ucrós.

La funcionaria explicó que, en el marco de esta iniciativa, docentes de los municipios de Repelón, Palmar de Varela y Usiacurí recibieron formación para el diseño de proyectos de ciencia interactiva y próximamente recibirán acompañamiento para ser líderes en procesos de cocreación de estos instrumentos.

Para Jack Sánchez, docente de tecnología de la IE Técnica Agropecuaria de Palmar de Varela, los estudiantes deben tener la capacidad no solamente de entender nuevos conceptos de ciencia, sino de crear ciencia y producir contenidos. “La ciencia y la innovación son dos de los pilares fundamentales del desarrollo de cualquier país y la Gobernación del Atlántico, al escoger esta vía para mejorar los índices de calidad en educación, está tomando el mejor camino posible para desarrollar las habilidades de los estudiantes en ciencia y tecnología. Por eso, recibo con mucha alegría esta formación, porque es el camino indicado para que a los estudiantes que se les fortalezcan esas habilidades, sean capaces de solucionar situaciones y de producir tecnologías”, resaltó el docente.

Maloka Viajera es una experiencia interactiva con una temática específica, compuesta por 16 módulos que se transportaron desde Bogotá hasta el departamento del Atlántico.

En lo que respecta a la experiencia de matemáticas, esta invita a descubrir los fundamentos de las matemáticas contemporáneas, que hacen de esta área una ciencia viva y en plena evolución. Consta de ocho mesas con retos para ser resueltos de manera interactiva, donde se afianzarán principios básicos cómo algoritmos, potenciación, números primos, entre otros.

La experiencia en percepción se trata de una sala que muestra cómo el mundo que nos rodea no es realmente el que vemos y que lo que experimentamos está mediado por nuestros sentidos. Está compuesta por ocho módulos, entre los cuales están los paneles de ilusiones ópticas y la cama de puntillas, donde se puede hacer un minicurso de faquir y los espejos deformantes.

Spread the love