Más de 800 migrantes venezolanos fueron atendidos en Jornada liderada por la Fundación Monómeros

218

También fue un espacio de arte y recreación para los niños, niñas y jóvenes, hijos de los beneficiados.

Dos millones de migrantes venezolanos han llegado a Colombia durante los últimos años en búsqueda de nuevas oportunidades, muchos de ellos en condiciones de alta vulnerabilidad. Definir su situación migratoria se ha convertido en todo un reto para ellos, en parte por el desconocimiento y el acceso a herramientas tecnológicas que ha jugado en su contra para regularizar su permanencia en este país.

Es por esto que la Fundación Monómeros llevó a cabo el viernes 08 y sábado 09 de abril, la primera Jornada de Atención Integral a población migrante, en los sectores de Villa Caracas y El Rubí, reconocidos por el alto número de migrantes asentados en sus territorios.

Más de 800 personas fueron atendidas durante las dos jornadas, quienes además de recibir sus Permisos de Protección Temporal de parte de Migración Colombia, también contaron con asistencia en psicología y prevención de violencia de género brindada por el Consejo Danés para Refugiados adscrito a la Unión Europea; asesoría legal desde el Consultorio Jurídico de la Universidad del Norte y acompañamiento de la Alcaldía de Barranquilla para iniciar los trámites de sus permisos de permanencia con la inscripción al Registro Único de Migrantes Venezolanos (RUMV), primera fase de este proceso. Adicionalmente, los menores hijos de los beneficiarios, disfrutaron de actividades recreativas y artísticas en el mismo espacio.

“La Fundación Monómeros sigue aunando esfuerzos para abonar solidaridad en el territorio colombiano, en esta ocasión acompañados de actores que demuestran el gran compromiso que tenemos como sociedad de brindarles una nueva oportunidad a los migrantes y retornados colombianos” afirmó el señor Alfredo Sarmiento, Director Ejecutivo de la Fundación Monómeros.

Para Viczuly Mejías, Coordinadora de Cooperación y Alianzas de la Fundación Monómeros, “La importancia de esta Jornada es que estamos brindando la oportunidad de restituir derechos y activar deberes a cientos de ciudadanos venezolanos que hoy desean aportar al desarrollo de este país a partir de su integración productiva y social en Colombia. Cuando se es migrante lo primero que debe hacer es regular su estatus, y hoy estamos logrando que personas que tienen más de dos años de manera irregular, puedan empezar a construir una vida digna para hacer de Colombia un mejor país”.

“En el día de hoy estamos acompañando esta jornada, para atender las necesidades jurídicas de esta comunidad, dando una intervención real que permita eliminar las barreras que existen en sus contextos e imaginarios” expresó Sedenia Orozco, encargada de unidad jurídica política y servicios a la comunidad del Consultorio Jurídico de la Universidad del Norte.

Por su parte, Samirna Vanegas funcionaria de Migración Colombia expresó lo importante que es para su entidad contar con estos espacios que les permiten acercarse a la población migrante venezolana para orientarlos sobre el proceso de su regularización, entregarles sus permisos de permanencia y realizar la toma de datos biométricos que es la segunda fase de este proceso.

Así mismo, también contó con el apoyo de la Fundación Dos Países, quienes brindaron asistencia específica a retornados colombianos para resolver sus trámites de expedición de sus cédulas de ciudadanía, y de las organizaciones Frater, y Religiosos Camilos, líderes sociales en estas dos comunidades.

La Fundación Monómeros continúa abonando solidaridad en Barranquilla con iniciativas que reflejan el compromiso del Grupo Monómeros con la integración productiva de los migrantes venezolanos y retornados en nuestro territorio como una oportunidad de desarrollo económico y social para el país.

Spread the love