Moody´s otorga a Barranquilla el grado de inversión internacional

186

Moody´s destacó la economía diversificada del Distrito, la fuerte recaudación de ingresos propios y un nivel alto en gasto social.

Un nuevo espaldarazo para robustecer las finanzas distritales recibió Barranquilla con el grado de inversión internacional que Moody’s Investors Service le otorgó.

La calificadora asignó una evaluación crediticia base (BCA, por sus siglas en inglés) de ba1 y una calificación de emisor a largo plazo de Baa3 (escala global, moneda extranjera) al Distrito, e indicó que su perspectiva es estable.

La secretaria distrital de Hacienda, Lanny Quintero Jaraba, resaltó: “esta nueva calificación que nos otorga Moody’s reconoce el proceso de fortalecimiento fiscal del Distrito que inició hace 13 años y que hoy, incluso después de la pandemia, continúa consolidándose”.

“Debemos destacar que la solidez de nuestras finanzas se debe a unos ingresos propios robustos, producto del compromiso de nuestros contribuyentes; la diversificación de nuestras fuentes de financiamiento y la confianza que hemos generado en el Gobierno y en el sector financiero por nuestro desempeño responsable”, manifestó la funcionaria.

El informe de decisión de calificación explica que la evaluación crediticia básica de ba1 y la calificación de emisor a largo plazo de Baa3 asignadas a Barranquilla se justifican por la economía diversificada del Distrito, la fuerte recaudación de ingresos propios y un nivel notablemente alto de gasto de inversión, dirigido a los sectores sociales que ha priorizado el Plan de Desarrollo del alcalde Jaime Pumarejo, como salud, educación y medio ambiente.

De acuerdo con Moody’s: “Barranquilla es una importante ciudad portuaria de Colombia, que actúa como un centro de exportación clave para los productos agrícolas de la región, pero su economía está bastante diversificada en la industria, el comercio, la administración pública, los servicios profesionales y el sector inmobiliario. Esto ayuda a la ciudad a minimizar los riesgos sectoriales y a registrar una actividad económica constante”.

La calificadora añade que la ciudad “registra una fuerte base de ingresos propios, equivalente al 40,3% de sus ingresos totales en 2021” y que “espera que la ciudad registre incrementos en los ingresos de fuente propia de 8% y 9% en 2022 y 2023, respectivamente”.

El puntaje favorable en esta calificación de riesgo crediticio le posibilita al Distrito continuar accediendo de forma directa y confiable a créditos con la banca internacional y organismos multilaterales, que representan nuevas alternativas de financiación a menores costos financieros y con tasas de interés más favorables.

Tal es el caso de los empréstitos obtenidos en 2021 por parte de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y el Deutsche Bank, así como el que se encuentra en proceso con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La certificación de Moody’s además de impulsar la imagen de Barranquilla internacionalmente, atrayendo fuentes de inversión social y privada, destaca la gestión del gobierno distrital con un enfoque estratégico en aspectos ambientales y sociales.

La nueva calificación del Distrito de Barranquilla se suma a la de Fitch Ratings, que en 2021 fue ‘AA(col)’ con perspectiva estable, y la calificación de corto plazo se mantuvo en ‘F1+(col)’. En el contexto pospandemia, la agencia internacional señaló que Barranquilla mantuvo un buen desempeño en los ingresos propios, cuyas proyecciones se reajustaron al principio de la crisis sanitaria.

Fitch Ratings también destacó aspectos de las finanzas del Distrito como la solidez y la adaptabilidad de los ingresos, la sostenibilidad y adaptabilidad de los gastos y la solidez de los pasivos y liquidez.

Spread the love