40 años entre vientos y fenómenos atmosférico

285

José Luis Bula Vidal, nunca imaginó que 40 años después de llegar a trabajar al Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz para asumir el cargo en la Oficina de Meteorología adscrito al Himat, continuaría informando sobre el estado del tiempo en Colombia tratando de entender el cambio climático.

Nacido en Neiva, Huila hace 59 años, logró ingresar al Himat, luego de cumplir un proceso de formación en Bogotá con otros aspirantes. Los de mejores desempeños los enviaban a aeropuertos internacionales, por eso aterrizó en Barranquilla, ciudad que no conocía, un primero de abril .

Han sido 40 años ininterrumpidos trabajando para el Estado, inicialmente en el Himat, luego el Inat, adscritos al Ministerio de Agricultura y desde 1995 en el Ideam a cargo del Ministerio de Ambiente.

Y como dice la canción ” en Barranquilla me quedo”. A pesar de haber nacido en el interior del país, de madre opita, la sangre cordobesa de su padre le permitió adaptarse al sabor costeño de su gente y quedar en nuestra ciudad y formar su familia, disfrutar del carnaval y desfilar por la Vía 40 en Batalla de Flores y Gran Parada.

Son muchas las anécdotas vividas en el cargo, como el día en que estuvo a punto de ser impactado con el arma de un agente de la seguridad del Presidente de Estados Unidos, George Bush, padre, en su visita Colombia, porque a la hora del aterrizaje del avión presidencial norteamericano le correspondía dirigirse en moto a la Estación de Meteorología ubicada al final de la pista de aterrizaje.

Le ha tocado informar el estado del tiempo, pero algo le afecta emocionalmente y es hablar sobre los desastres que dejan tornados y huracanes cuando hay victimas humanas. Su manera de explicar los eventos atmosféricos le permitió interactuar con los medios de comunicación local, entregando información sobre el estado del tiempo diario, antes que la información se centralizara en Bogotá.

A José Luis, aún le faltan mas de dos años para pensionarse y con motivo de la pandemia su trabajo lo realiza desde casa con los medios electrónicos .

Con 40 años de estabilidad laboral, se siente privilegiado porque esto le ha permitido conocer muchas personas de todo tipo.

Bula cumplió su sueño de ser ascendido a pronosticador en el Ideam, una entidad técnica del gobierno nacional. Sueña con gozar de su pensión conociendo otros países, después de ir a Estados Unidos en unas pasadas vacaciones. Ser como los miles de viajeros que durante 40 años ha visto desfilar por el Ernesto Cortissoz.

Jose luis Bula Vidal, un soñador que eleva su mirada al cielo para darle gracias a Dios por su bendiciones y también para explorar las nubes y descubrir sus misterios.

¡Jose Luis Bula, un opita con sangre costeña!