Autoridades rechazaron actos vandálicos en medio de las movilizaciones

59

Episodios relacionados con actos vandálicos en el sector de la avenida Circunvalar con la Cordialidad fueron controlados por unidades policiales, dejando como resultado 13 personas detenidas durante las movilizaciones de este 1° de mayo en Barranquilla. Pese a ello, las autoridades reportaron normalidad en el recorrido general de la manifestación.

Los detenidos serán puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Diego Rosero, explicó que “en el momento en que hay la comisión de delitos de manera evidente y en flagrancia, como el hurto de unos elementos en establecimientos comerciales y el daño en bien ajeno, hay la necesidad de intervenir y, en este caso, están los resultados de las personas presentadas ante la URI de la Fiscalía y los traslados a la UCJ”.

El alto oficial también hizo hincapié en la disposición de la Policía para defender los Derechos Humanos de todos, actuando con contundencia ante hechos delictivos.

Por su parte, el jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez, aseguró que “desde la Alcaldía de Barranquilla somos garantistas del derecho a la protesta, pero rechazamos cualquier acto de violencia y no vamos a ser tolerantes con este tipo de situaciones que van en contra de la seguridad y el orden público de la ciudad”.

El Puesto de Mando Unificado -PMU-, que cuenta con la presencia de autoridades del orden distrital, departamental, entes de control y el Ministerio Público, se mantiene instalado en el comando de la Policía Metropolitana de Barranquilla para atender cualquier novedad.

En ese sentido, la secretaria distrital de Gobierno, Jennifer Villarreal, explicó que entre las medidas de prevención tomadas ante la convocatoria de estas movilizaciones se citaron “reuniones previas con las organizaciones de Derechos Humanos y los organizadores de las movilizaciones en las que se concertaron el acompañamiento de la Administración distrital y el Ministerio Público en todas las actividades, siempre propendiendo a garantizar el derecho a una manifestación pacífica”.

Igualmente, la Policía Metropolitana de Barranquilla anunció el traslado de 23 personas a la UCJ como medida preventiva ante comportamientos contrarios a la sana convivencia. Además, se reportó un uniformado lesionado con objeto contundente, el cual fue remitido a un centro asistencial.