El Coronavirus a Distancia

554
Por: Adriana Mercado Meza, manaurera radicada en España
Vivo en Girona al norte de España frontera con Francia,  y  desde el pasado 12 de marzo, todo nuestro ritmo de vida cambio de manera radical,  fue anunciado y decretado por el primer ministro PEDRO SANCHEZ, que el país entra en ESTADO DE ALERTA y confinamiento preventivo ante la amenaza de expansión masiva por COVID -19,  de forma INMEDIATA
Aquí no hubo simulacros, ni preparación social ni psicológica previa, ni tiempo para buscar quien cuide a los niños, ni nada,  a las 00:00 del viernes 13 de Marzo ya estaban las escuelas cerradas y todos en casa como primera fecha  hasta el 27 del mismo mes.
El decreto  anunciaba también el cierre de todo tipo de establecimiento público  y esto cobijaba nuestro Restaurante en la ciudad de Valencia, y así sin más, pasamos de terminar  el servicio del medio día a  cancelar reservas, guardar artículos, congelar y seleccionar productos, limpiar  un poco y cerrar la puerta.
Y de esta forma,  inicia nuestra cuarentena en España, solo una tarde para organizarte, ni tiempo de pensarlo.
Fue todo repentino que no tuve oportunidad para sentir pánico, ni lo vi en las calles (Girona es una población de 100.000 habitantes) demasiado tranquila.
Empiezan a escucharse las medidas de  prevención: Solo salidas al supermercado, farmacia, banco, a sacar a pasear las mascotas y solo un miembro por familia (las mismas medidas que está tomando Colombia 10 días después), Restaurantes, almacenes, bares, discotecas y piscinas cerrados y cancelaciones de eventos públicos.
Quiero agregar que todos los Restaurantes, Misceláneas y Bares Chinos, habían  cerrado desde comienzo del mes, nunca supe si fue en señal de protesta ya que fueron señalados por algunos  (nadie quería ir a comprar o comer donde ellos),  o en apoyo a la cuarentena en su país.
Con esta decisión repentina mi “pequeña” familia en España quedo dividida, mi esposo  en Valencia  y  yo en Girona con nuestros dos hijos, que afortunadamente han sido la razón para que estos días  sean más llevaderos y “algo” divertidos.  Pero Él, quedo en Valencia, con la tristeza y la incertidumbre de  cerrar nuestra fuente de ingresos.
Ese mismo día  inicia un cuadro de fiebre alta y tos constante, la recomendación médica inicial es quedarse en casa con medicamentos y esperar cada día o dos, la llamada telefónica de su doctora de cabecera  para monitorear  su estado de salud (es lo que se está manejando para no tener riesgo de contagio).
En España dejaron de hacer pruebas para el coronavirus hace muchos días, solo en caso urgente que sientas que te falte el aire puedes llamar a la línea de emergencia (asignaron una diferente para cada comunidad autónoma), y te hacen la prueba, solo y exclusivamente cuando se presenta esta patología.
Mientras tanto desde Girona,  hacia todos los tramites junto con la Gestoría para el ERTES de  los empleados, Seguros,  Tramites de ayudas para autónomos (socios de la empresa) , Bajas médicas,  Subvenciones para Pymes, Bancos , Acuerdos  con proveedores para ampliar plazos de pagos, todo lo concerniente a la empresa ya que sabiendo  que se aproximan tiempos muy difíciles a nivel económico y no podemos quedarnos quietos,  pendiente a cada momento de mi esposo pero con la cabeza fría  pensando y reorganizando nuestro proyecto financiero de vida.
A los 10 dias  (Marzo 23)  se  sintió bastante débil  y fue hasta  el hospital para hacerle un  RX y al encontrar que tenía neumonía,  le hicieron el Test, arrojando como positivo para el Covid 19 y desde ese dia quedo hospitalizado y aislado, como dice el “tranquilo pero aburrido”.
Esta en una habitación solo con baño privado, recibe buena atención y visita constante del personal sanitario,  sus  medicamentos, muestras de sangre, toma de presión cada dia, comida a sus horas, mejor que en casa jajajaj
Desde  más de 400 km de distancia, solo puedo llamarle y escribirle con frecuencia para darle mucho ánimo,  entregarle los saludos y mensajes de pronta recuperación que le envían todos nuestros familiares y amigos, pasarle fotos de los niños, coordinar que le lleven elementos de aseo personal  y de vez en cuando hacer una video llamada para que vea un noticiero colombiano.
La circunstancias se dieron para que nosotros no viajáramos a Valencia el  13 de marzo (fecha en que inicio todo) y  que habíamos planeado con anterioridad (era el inicio de Las Fallas, la fiesta más importantes para los Valencianos), día que inicio mi esposo con su malestar, quizás el destino quería evitar que los niños y yo  nos contagiáramos  de manera “directa” ya que hubiese sido inevitable y permitió que viviéramos el “Coronavirus a distancia”.
PD  hoy 27 de Marzo, sigue en el hospital la Fe en Valencia, ya no tiene fiebre, nunca ha tenido problemas respiratorios, la cuarentena se ha ampliado hasta el 12 de Abril y el  sigue “tranquilo pero aburrido”