Federación de Logias Masónicas pide deponer sentimientos y buscar pronta salida al conflicto social que vive el país

102

Ante la critica situación que atraviesa el país, las Logias Masónicas, a través de la federación que las agrupa y  y el Supremo Consejo Omega 33° del R⸫E⸫A – A para Republica de Colombia, se pronunciaron con el fin de aunar esfuerzos para encontrar el camino a la resolucion de este conflicto que aqueja a Colombia.

En el comunica enviado a medios de comunicación expresan:

1. Instamos a todas las fuerzas sociales, políticas, y gubernamentales de la Nación colombiana a deponer los pensamientos, sentimientos y acciones que alimenten la confrontación física y aquellas que sean detonantes de comportamientos indebidos que destruyan el interés colectivo.

2. Creemos legítimo el que las distintas organizaciones representativas de la sociedad civil colombiana expresen su inconformidad ante las reformas que sin lugar a dudas acrecientan la brecha de desigualdad y la injusticia social.

3. El país no puede dejar perder una generación de jóvenes que agitan banderas porque se realinderen no sólo los procesos democráticos y productivos, sino también la necesaria promoción de oportunidades, de crecimiento y desarrollo social, con igualdad y sin distinciones clasistas.

4. Creemos que bajo la preservación de los valores democráticos es posible tramitar las diferencias con canales fluidos de comunicación que construyan consensos. El diálogo urgente e inaplazable con todos los actores y sectores del país, permitirá mayor confianza ciudadana.

5. Como defensores de los derechos humanos, la paz y la fraternidad universal, hacemos votos porque cese toda forma de violencia y ofrecemos nuestras manos y hombros para el jalonamiento del progreso social representativo del imaginario colectivo colombiano.

6.  Abogamos para que el Gobierno Nacional, los partidos políticos, los movimientos sociales, los activistas y los jóvenes asumamos la contradicción como una forma apropiada de construir mejores visiones de nación, cuyo eje y motor central sea la justicia social de la que está investida nuestra Constitución Política Nacional. Seamos constructores y generadores de esperanza, los insultos y las descalificaciones mutuas solo generan zozobra general.

7. Retomemos el mensaje acertado del Papa Francisco: “Todos estamos en la misma barca, llamados a trabajar para que no haya muros que nos separen, para que no haya ‘otros’ si no sólo un ‘nosotros’, grande como toda la humanidad”.

Paz profunda para nuestra Nación.