Policía Nacional realiza campaña para prevenir la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes

92

El Grupo de Protección al Turismo y Patrimonio Nacional realiza actividades con el fin de afianzar la seguridad turística en el Atlántico. Los controles están enfocados a verificar que los prestadores de servicios turísticos de alojamiento y hospedaje estén cumpliendo los protocolos establecidos para prevenir el flagelo de la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes ESCNNA, dando a conocer las consecuencias jurídicas que pueden afrontar si permiten, patrocinan o son partícipes en este tipo de conductas.  

Además, se brinda información y orientación a turistas y prestadores de servicios turísticos con el propósito de contribuir a la convivencia y la seguridad ciudadana en los entornos turísticos. En compañía de la Secretaria de Turismo, Comisaria de Familia y Secretaria de Salud, se hizo entrega de publicidad alusiva a la campaña y dirigida a los hoteles para ser colgada en un lugar visible donde los turistas se percaten que en ese lugar están en contra de estos delitos.  

Durante la actividad se realizó socialización de las Líneas de atención 141 del ICBF, 123 de la Policía Nacional y la aplicación para celulares TE PROTEJO para denunciar este delito de manera virtual anónima y segura.  

La Policía Nacional busca estimular el sentido de pertenencia para seguir potencializando esta región del país como uno de los destinos preferidos por los turistas nacionales y extranjeros. Durante el desarrollo de estas actividades también se está realizando la verificación de la documentación para el correcto funcionamiento de los diferentes prestadores de servicios turísticos.  

 Se hace un llamado a la comunidad que reside en la zona costera del Departamento del Atlántico, para que participen activamente de las actividades desarrolladas por la Policía Nacional, con el objetivo principal de reactivar el sentido de pertenencia, cuidar y proteger esta zona del país, regulando el comportamiento y la conducta de los ciudadanos, propios y foráneos en las playas del departamento.