Las empresas tabacaleras están obligadas desde el 6 de enero del presnete año a limpiar las colillas de las calles y playas de España, según una nueva normativa medioambiental.

Millones de colillas se arrojan cada año, liberando residuos plásticos tóxicos que pueden tardar décadas en descomponerse.

Alrededor de una quinta parte de los españoles fuma todos los días, según cifras de 2020.

Aun no se sabe cómo se aplicará esta norma que entro en vigencia a inicios de mes ni si los consumidores terminarán pagando el costo de la recogida.

Que dice la Fundación Catalana Rezero

Un informe de la Fundación Catalana Rezero estimó que las autoridades locales de Cataluña pagan anualmente entre 12 y 21 euros (US$13-22 dólares) por habitante en concepto de limpieza de cigarrillos en las vías, con tasas más elevadas en zonas costeras.

En Cataluña las colillas generan más de 2.700 toneladas de residuos anuales y se estima que a nivel global el 70% de los cigarros que se fuman acaban en tierra o en espacios naturales. Estas representan entre el 30-40% de la basura dispersa en municipios (en términos unitarios) y son el residuo más abundante en las playas de la región occidental del Mediterráneo (25,33% sobre el total de desechos marinos recogidos en términos unitarios).

Recoger las colillas de la vía pública y de las playas es una tarea difícil y laboriosa por los servicios de limpieza viaria municipal, a causa de su pequeña medida y porque los métodos de limpieza no están diseñados por el barrido unitario.

Una vez las colillas de cigarros acaban al medio ambiente, pueden ocasionar graves impactos ambientales debido, por un lado, a la composición en plástico (acetato de celulosa) no biodegradable de los filtros que pueden acabar generando microplásticos y, por otro lado, a la gran cantidad de compuestos tóxicos resultantes de la combustión del tabaco que se acumulan a los filtros y que, con el paso del tiempo, se acaban transfiriendo al suelo o agua, contaminándolos y suponiendo una amenaza por diferentes tipos de ecosistemas y organismos vivos.

Spread the love