Tecnología y desempeño para que nada frene tu camino

64

El desgaste de la banda de rodamiento es uno de los mayores gastos de los transportistas cuando se está en movimiento constante, por eso se requiere contar con diseños que brinden una baja resistencia y ayude a evitar el desgaste irregular de la llanta.


El sector transportador del país, es uno de los principales actores de la economía. Cada día miles de profesionales del volante recorren nuestras calles y carreteras para participar activamente en la cadena de suministro, logrando así que materias primas y productos lleguen a comercios y hogares, cuándo y dónde se necesiten. Para Bridgestone
es claro que mantener la seguridad de los transportadores es una prioridad y por ello invierte constantemente en el desarrollo de diversas tecnologías que permiten, además, un mayor desempeño en sus diseños.

Algunas de las principales tecnologías desarrolladas por Bridgestone que benefician al sector transportador, son:

Expulsores de Piedras para un camino más seguro

Esta nueva tecnología ayuda a evitar que las piedras queden atrapadas en la ranura de la banda de rodamiento y perforen las capas internas de acero de la llanta, aumentando la capacidad de reencauche de la carcasa y brindando mayor seguridad y durabilidad.

Puentes de Amarre para un mejor costo por kilómetro

Con esta tecnología de Puentes de Amarre estabilizadores de las llantas, se contribuye a disminuir la torsión del bloque, reduciendo el desgaste irregular en punta-talón. Con ello de logra un mayor rendimiento en las llantas y un menor costo por kilómetro recorrido.

Cooling Fin, menor temperatura y reducción de costos

La temperatura elevada es uno de los factores que más afectan a las llantas y por ello Bridgestone desarrolló la tecnología Cooling Fin que permite reducir la temperatur

a del talón hasta en 5°C, mejorando la resistencia a la rodadura de los neumáticos, lo que se traduce en un importante ahorro en combustible. Esta tecnología, además, contribuye a optimizar el ciclo de vida de la llanta por su alta reencauchabilidad permitiendo reducir costos al tiempo que se contribuye a la protección del medio ambiente.

Costado Intellishape que reduce el peso total de la llanta

Con la tecnología Intellishape de Bridgestone se logra reducir el peso total de la carcasa y disminuir la resistencia al rodamiento, otorgando a la llanta una mayor durabilidad. Con ello se permite, además, lograr una mayor eficiencia de combustible en cada recorrido.

NanoPro-Tech, tecnología en cada molécula

Con el propósito de ofrecer a sus consumidores una calidad superior, Bridgestone manejó estructuras moleculares y creó nuevos materiales y compuestos para sus llantas, con su tecnología NanoPro-Tech. Esta tecnología es utilizada para realizar un enlace estructurado entre los diferentes polímeros (hule natural y sintético) para disminuir la fricción entre ellos, lo que dará como resultado la reducción de pérdida de energía mediante el calor. NanoPro-Tech reduce además la resistencia al rodamiento para optimizar el consumo de combustible sin sacrificar el agarre y rendimiento en superficies secas o mojadas.

“Las llantas Bridgestone y Firestone para el sector transportador brindan la capacidad de carga, resistencia y durabilidad que se requiere. Uno de los mayores gastos, cuando se está en movimiento constante, es el desgaste de la banda de rodamiento. Además, siempre se está propenso a tener diferentes daños en las vías por piedras o imperfecciones en el camino, lo que puede provocar la pérdida del caucho de las llantas y presentar un desgaste irregular en las mismas”, señaló Orlando González gerente senior de la categoría comercial para Bridgestone Latinoamérica Norte. Por todo lo anterior, es necesario contar con un diseño de la banda de rodamiento que brinde baja resistencia y ayude evitar ese desgaste irregular e invertir constantemente en innovación para que la tecnología se convierta en uno de los mejores aliados de los transportadores”, agregó Orlando.

Spread the love