Un deseo no cambia nada, una decisión lo puede cambiar todo

1028

Siempre ha existido el temor al cambio, pues sabemos que quizá las cosas no serán como solían ser.

Constantemente, la llegada de nuevos cambios en nuestras vidas, nos enseñan a adaptarnos y apropiarnos de la situación, nos enseñan a manejarla al derecho y al revés. Pero hay algo que nunca nos han enseñado y es el hecho de cambiar. Creemos que al cambiar perderemos algo vital de nuestras vidas que nos autenticaba. Tendemos a tenerle miedo al cambio, miedo a evolucionar.

Porque cambiar es simplemente eso, evolucionar.
Lo que algunos no saben es que cambiar es una virtud que se nos ha otorgado para que la utilizemos de la mejor manera posible.
La evolución es indispensable en una persona, todos la necesitamos,pues ayuda a formarnos como la persona que algún día nos hemos proyectado llegar a ser.

Cambiar es madurar, cambiar es romper barreras, cambiar es vencer el miedo.
No debemos temerle al cambio de una situación o el cambio de nosotros mismos como persona. Si algo cambia es porque algo nos llevó hasta ese punto.
Cambiar es saber cuando decir “no más”, cuando quieres darte lugar a ti mismo en vez de velar por las demás personas.
Más que todo cambiamos para hacernos fuertes, a veces cambiamos tras una situación en la que el resultado no fue el más agradable pero, que por la circunstancias, debió ser así.

Al final son sólo experiencias que tuvimos que pasar para que en un futuro tengamos la capacidad de decir “puedo hacerlo”.
Los cambios no son fáciles, algunas veces queremos parar el tiempo y escaparnos para no tener que sufrir. Pero todo valdrá la pena, no podemos conseguir un bello día sin un poco de lluvia.

Spread the love