La Primera Cumbre de Ciudades de las Américas fue el escenario para sellar alianzas de cooperación internacional entre ciudades de Latinoamérica y el Gobierno estadounidense. Así quedó comprobado luego de que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional -USAID-, por sus siglas en inglés, anunciara la destinación de 1 millón de dólares para combatir los efectos de la migración en el continente, a raíz del cambio climático.

Así lo confirmó la administradora adjunta de USAID para América Latina y el Caribe, Mileydi Guilarte, luego de sostener una reunión privada con alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, quien compartió mesa de diálogo con la alcaldesa de La Palma (El Salvador), Maribel Escobar; el alcalde de Puerto España (Trinidad y Tobago), Joel Martínez; el alcalde de Bettendorf (USA), Bob Gallagher; la comisaria del condado de Travis (USA), Brigid Shea; y altos representantes de CAF- Banco de Desarrollo de América Latina, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Sobre cómo hacerle frente a la migración, el mandatario de los barranquilleros argumentó las soluciones que se han implementado en la ciudad, las cuales se han enfocado en conducir a los migrantes hacia el acceso a una ruta de empleabilidad y de emprendimiento que genere crecimiento económico para todos.

“Lo que hemos tratado de trabajar con USAID, y con otras entidades que apoyan directamente el sistema migratorio, donde hemos logrado apalancar ya casi 10 millones de dólares en recursos no reembolsables (es decir, financiamiento directo a esta problemática en Barranquilla), ha sido tratar de hablar de las familias más vulnerables, en donde la mayoría son venezolanos, pero también hay colombianos, y darles lo que llamamos la ruta a la empleabilidad o el emprendimiento, y de esa manera no tener que estar hablando de subsidiar y regalar, sino más bien darle la oportunidad a la gente que se integre rápidamente a la vida productiva de la ciudad”, dijo Pumarejo.

Uno de los argumentos que expuso el alcalde ante los altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos y las organizaciones internacionales para impulsar la financiación fue que “en cierto sentido el clima detona la migración, pero también la migración detona daños ecológicos. Son cosas que tenemos que considerar. Lo que vemos es que se están aproximando a áreas, y causan o agravan el cambio climático”.

En beneficio de la población migrante

En la búsqueda de soluciones a la migración climática para reducir los desplazamientos, reubicar dignamente a quienes viven en zonas de riesgo, y fomentar la inclusión social, la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de Estados Unidos y USAID, en colaboración con C40 Cities, el Mayors Migration Council y el Climate Migration Council, propiciaron una conversación entre el Gobierno estadounidense y alcaldes regionales sobre la migración climática para abordar formas de desbloquear la financiación para la acción climática inclusiva liderada por las ciudades.

Con la inversión se busca apoyar a los migrantes vulnerables mediante el desarrollo de planes urbanos que fomenten la integración local, reduzcan el riesgo de desastres y fortalezcan la resiliencia climática en las ciudades.

Mileydi Guilarte, administradora adjunta de USAID, Oficina para América Latina y el Caribe, indicó que el panel fue “iluminador”, toda vez que hubo representación de alcaldías, organizaciones internacionales, de sociedad civil, lo cual contribuyó a una dinámica que permitiera entender y hablar sobre el cambio climático, el cual consideró “nos impacta a todos, creo que se pueden tener los recursos, pero si no hay la voluntad política eso no va a caminar”, dijo.

Sobre el trabajo que se lleva a cabo de manera conjunta con el alcalde Jaime Pumarejo, la alta funcionaria destacó que “ha sido un socio ideal para nosotros porque ha tenido la visión de que los problemas se pueden ver también como oportunidades, cómo adaptarse a este nuevo paradigma. Hay un sinfín de ejemplos que aquí tomamos bastantes notas para también enriquecer y alimentar la visión que tenemos como cooperación y crear nuevos enlaces con alcaldes en la región, y creo que Barranquilla ha sido uno de esos ejemplos que me llevo conmigo como modelo para seguir desarrollando programas”.

Concluyó señalando que USAID es un socio para muchos países en la región. “Me encantó escuchar que hemos tenido nuestro granito de arena y hemos podido contribuir a muchos de los programas que se están viendo ahora en la región de integración, que es fundamental verlo desde una manera humana”.

Inversión social en Barranquilla, a través de la cooperación internacional

La Oficina de Relaciones Internacionales de la Secretaría de Desarrollo Económico ha destinado más de 8 millones de dólares, hasta diciembre de 2021,  para proyectos de impacto social, los cuales provienen de un portafolio con recursos de cooperación internacional, destinados a contribuir al desarrollo de la ciudad y a su posicionamiento a nivel global.

La mayoría de los proyectos impulsados, gracias al respaldo internacional, han sido claves en materia de educación, empleabilidad, seguridad alimentaria, gestión migratoria y cohesión social. “Con estos proyectos estamos llegando a los sectores más vulnerables de la ciudad, y lo más importante es que les estamos brindando herramientas a las personas para que puedan, por sus propios medios, romper los círculos de la pobreza y salir adelante”, aseguró el gerente de Desarrollo Social, Alfredo Carbonell.

Spread the love