Deslizamientos presentados en inmediaciones del Lago del Cisne provocaron que varios postes cedieran y se presentara la rotura de líneas, dejando sin energía a varias zonas de Puerto Colombia.

La labor de restablecimiento del suministro eléctrico se ha complicado porque persisten las lluvias en la zona y por protocolos de seguridad no se ha podido laborar.

De acuerdo con Ramiro Castilla Andrade gerente de Air-e en el Atlántico a través de la subestación Nueva Barranquilla se atiende a gran parte de Puerto Colombia. Sin embargo, es importante el uso racional de la energía, pues a través del circuito alterno no puede atender toda la demanda eléctrica y aún más si se incrementan los consumos en el transcurso del día.

Agregó que es importante destacar que la compañía cuenta con circuitos de respaldo que permiten minimizar el impacto de la emergencia.

«Nuestro personal técnico está en la zona, pero es muy complicado con la lluvia y la vía en mal estado que no deja circular las grúas y vehículos tipo canasta», dijo.

Finalmente señaló que se trabaja en coordinación con las autoridades de Puerto Colombia y otras empresas de servicios públicos como la de gas, teniendo en cuenta que hay riesgo de nuevos deslizamientos en la zona.

Spread the love