En Barranquilla, Santa Marta y Riohacha, la Universidad del Norte, docentes de la Universidad Javeriana y la empresa Air-e, como parte del fortalecimiento del trabajo interinstitucional contra el robo de energía, realizaron el seminario taller “Delitos contra los Servicios Públicos Domiciliarios y el impacto que estos generan”, el cual estuvo dirigido a fiscales, Policía judicial, Policía nacional, investigadores, ministerio público y jueces.

En los seminarios se reforzaron los aspectos normativos y procedimentales del delito de Defraudación de fluidos por apropiación del servicio de energía eléctrica, consagrado en el artículo 256 del Código Penal. Así mismo, se hizo un taller en donde se desarrolló un caso práctico que fue llevado por las distintas etapas de la indagación, investigación y juzgamiento del proceso penal, el cual contó con la activa participación de los asistentes.

“En estos seminarios se analizó el tipo penal del delito de Defraudación de fluidos y el debido proceso que se debe adelantar en contra de los autores del mismo. Esta capacitación abre oportunidades para garantizar la eficacia de los operativos que se adelantan para detectar este delito e impulsar los procesos penales que se desarrollan en los diferentes departamentos donde operamos”, expresó el Director general de Control de Energía de Air-e, Jussy Zelaya.

Con la participación de expertos se analizaron las distintas conductas que dan lugar a la configuración del delito, las circunstancias de agravación, los elementos materiales probatorios y evidencias físicas, la manera apropiada de recopilarlos y presentarlos al proceso, la cuantificación de los perjuicios económicos que causan, la afectación que se genera en la prestación del servicio de energía, forma adecuada de llevar el proceso y las condenas que se pueden imponer a quienes incurren en estas conductas, como son prisión de hasta seis (6) años y multas de hasta $150 millones de pesos.

Por su parte, el catedrático de Ciencias Jurídicas de la Universidad Javeriana, Luis Felipe Botero Cárdenas comentó “queremos hacer una reflexión frente a las razones político-criminales por las cuales el legislador optó en el año 2000 por la estructuración de un tipo penal autónomo”.

De esta manera, se creó un importante espacio académico en donde se brindó la capacitación suficiente para fortalecer las investigaciones y procesos penales que se adelantarán en los próximos días en contra de las personas que resulten involucradas, a cualquier título, en el delito de defraudación de fluidos por apropiación de la energía eléctrica en los departamentos de Atlántico, La Guajira y Magdalena.

En este seminario también se analizaron las responsabilidades y las actuaciones de cada una de las autoridades que participan en la investigación y el juzgamiento de este delito, con el objeto de garantizar la eficacia de estos y la imposición de las penas a las personas que resulten condenadas.

De acuerdo con el artículo 256 del Código Penal, el tipo penal de Defraudación de fluidos contempla penas de prisión de hasta 6 años y multas de hasta $150 millones de pesos, según la gravedad y el valor de la cantidad de energía apropiada.

Air-e con el apoyo de la Policía y la Fiscalía, continuará ejecutando responsablemente su trabajo para contribuir a la reducción de las prácticas ilegales de la región y frenar, rotundamente, el robo de energía eléctrica.

Spread the love