Pa´lante: programa que permite a las familias lograr su autonomía económica gracias a las oportunidades de empleo, emprendimiento y formación de habilidades

121

La llegada de Pa’ lante a Bendición de Dios ha despertado en más de 500 familias el deseo de trabajar por un mejor presente y futuro para su comunidad. Desde su puesta en marcha y luego de identificar importantes desafíos, pero sobre todo capacidades a nivel territorial, el proyecto ha buscado trascender del asistencialismo y ha pasado a la generación de verdaderas oportunidades en cuanto a superación y cierre de brechas.

Esta ruta de integración es liderada por la Gerencia de Desarrollo Social y es posible gracias al respaldo de la fundación Conrad N. Hilton. En ese marco, el Distrito recibió la visita de dos de sus delegados: Marcela González, oficial de programas para la iniciativa de refugiados y Lucas Gómez, consultor de la Fundación, quienes hicieron un recorrido por el barrio, tuvieron un encuentro con la comunidad y compartieron una gran agenda de trabajo orientada a conocer de primera mano los retos que ha supuesto la intervención e implementación del proyecto así como los logros obtenidos a la fecha.

Por la llegada de la fundación Conrad N. Hilton a Bendición de Dios, el alcalde Jaime Pumarejo manifestó que  en este sector se está “construyendo una nueva realidad a través del trabajo de las comunidades, uniéndonos para ayudarlos a salir adelante; dándonos los recursos para que ellos aprendan a través del emprendimiento, de la educación y de la búsqueda del primer empleo, cómo solucionar sus problemas y salir de la pobreza por sus propios medios, empoderando a la comunidad. Es un gran trabajo que se hace con la fundación Conrad N. Hilton, que creyó en Barranquilla y nos escogió para este proyecto gracias al esfuerzo del equipo”.

Alfredo Carbonell, gerente de Desarrollo Social del Distrito, precisó que “este es un proyecto de atención integral a más de 500 familias a las que estamos llegando con toda la oferta social, programas de empleo y de emprendimiento para la gente, para que generen sus propios ingresos; programas de salud sexual y salud mental; programas en donde les estamos enseñando liderazgo para que puedan salir adelante por sus propios medios, para que puedan echar Pa’ Lante. Estamos convencidos que juntos estamos transformando esta comunidad de Bendición de Dios”.

Líneas de acción e impacto

Oportunidades productivas de empleabilidad y emprendimiento, servicios sociales e infraestructura social han sido las líneas de acción que han guiado el despliegue de este proyecto que ya empezó a dar frutos y transformar positivamente la vida de familias migrantes, retornadas y comunidades de acogida del barrio.

Así lo ratificó emocionada Topacio Duarte, una de las 100 beneficiarias del barrio que formó parte de la primera promoción de ‘Inglés para el Trabajo’, luego de recibir su certificación con nivel de inglés A2: “es muy gratificante, me siento muy orgullosa de mí misma, porque nos dieron la oportunidad de soñar, de que sí se puede y de que nunca es tarde”.

Por su parte, Marcela Gonzalez, oficial de programas para la iniciativa de refugiados en la Fundación Conrad N. Hilton, aseguró: “Nosotros tenemos un compromiso de localización, de apoyar a actores y gobiernos locales. Barranquilla fue nuestro primer Gobierno que apoyamos como Fundación y estamos muy orgullosos de eso. El progreso que he visto desde el año pasado hasta ahora es increíble, eso también es muy evidente por la gente, por lo que dicen, por cómo se sienten y la energía que emiten. El corazón lo llevo sumamente lleno de todas las historias, de toda la resiliencia, de toda la fortaleza que he visto en mujeres, hombres y niños. Muy inspirada me siento. Me llevo todas esas historias para seguir adelante, para saber que vamos por buen camino financiando proyectos así y espero que podamos seguir y fortalecer más este tipo de proyectos”.

Este proyecto se destaca por haber diseñado un índice inédito que permite medir los niveles de integración de los hogares. Lo que posiciona a Barranquilla como pionera en la gestión migratoria al contar con herramientas claves que monitorean los niveles de integración y las brechas socioeconómicas que se registran en estas poblaciones.

Balance del proyecto en Bendición de Dios

Servicios sociales:

En inclusión social y cultural, 1139 personas fueron beneficiadas con actividades itinerantes, convenios con Escuela Distrital de Artes, formación en liderazgo e integración musical.

Para promover la salud sexual y reproductiva, se realizaron 1200 visitas domiciliarias y se atendieron en diversas ferias a 400 personas. También se oferta un portafolio de servicios como consultas de ginecología, ecografías transvaginales, citología, detección de VPH, entre otros.

Más de 710 personas recibieron atención en salud mental en visitas domiciliarias, talleres comunitarios, redes comunitarias y atenciones psicológicas especializadas.

Oportunidades productivas

Gracias al programa, en materia de educación, 274 estudiantes se han formado en 14 formaciones técnicas en convenio con la Institución Universitaria de Barranquilla – IUB. Además, 100 estudiantes accedieron al programa de inglés para el trabajo.

En cuanto a empleo, 256 hojas de vida inscritas en plataformas del Centro de Oportunidades y se realizó la gestión con 100 empresas visitadas y sensibilizadas para la contratación de población migrante y retornada.

Finalmente, 200 emprendedores se formaron; 197  planes de negocios fueron evaluados y 100 de ellos seleccionados para capital semilla.

Infraestructura social

Para la promoción de entornos saludables, se lograron 801 atenciones a través de 14 jornadas con la comunidad, 5 ferias sobre habitabilidad, 17 alianzas con sector público y privado, y 487 orientaciones para el acceso a vivienda y otros servicios casa a casa.

Spread the love