Se pronunció abogado de joven a quien se le señala de incumplir protocolos del COVID19

390
A continuación comunicado del jurista Enrique Berrío Gonzalez, abogado y vocero de la familia Mejía Hoyos.
Debido a las últimas noticias que circulan en las redes sociales y medios de comunicación y la información entregada por las entidades sanitarias de Bogotá y Cartagena, con relación a la persona que viajó de Bogotá a Cartagena sin cumplir los protocolos indicados para los portadores del virus COVID-19; es necesario aclara lo siguiente:
Luis Fernando Mejia H. llegó de Londres a Bogotá en el vuelo de Avianca AV121 a las 4:00 a.m. el viernes 13 de marzo, con buen estado de salud sin presentar ningún síntoma de la enfermedad ni cuadro viral. Sin embargo, no quería irse a su destino final sin la certeza de saber que era negativo de coronavirus, pues sus abuelos son cercanos a él y por ser de la tercera edad no quería ponerlos en riesgo ni a ellos ni a nadie.
Ese mismo viernes 13 de marzo Luis Fernando Mejia H. llamó desde las 6 AM a la Secretaria de Salud para que le hicieran la prueba del COVID-19 (específicamente al teléfono 3649666). Después de llamar continuamente a dicha entidad para que le hicieran las respectivas pruebas sin obtener respuesta alguna, decidió llamar a Seguros Bolívar, su medicina prepagada.
Ese mismo viernes Seguros Bolívar le dijo que le mandaría médicos de su entidad para hacerle una evaluación médica. Los médicos que la hicieron reportaron que se encontraba en perfecto estado de salud, sin síntoma alguno para COVID-19 (le dijeron que estaba oxigenando bien, que no tenía fiebre y que su presión estaba perfecta).
Luis Fernando Mejia H. No se quedó tranquilo con esta valoración por entender que podía correr riesgo inminente y por ello, insistió en que quería hacerse la prueba para saber si había contraído el virus ya que por los medios de comunicación se había dado a saber que los jóvenes podían contraer el virus y ser asintomáticos.
Después de insistir en que le hicieran dicha prueba, Seguros Bolívar le manifestó que contrataría a un operador para que fuera al día siguiente a primera hora para hacérsela. Los operadores llegaron ese sábado a las 5:00 p.m. Le dijeron que si en 24 horas no lo llamaban a decirle que dio positivo era porque el resultado sería negativo. Le advirtieron que ellos no llamaban a los casos que salieran negativos y que tuviera la certeza que si en 24 horas no recibía dicha llamada sería porque se encontraba libre de ser portador del virus.
El domingo 15 de marzo, después de esperar las 24 horas y llamar repetitivamente para obtener los resultados de su prueba, le respondieron nuevamente que si no lo habían llamado era porque probablemente era negativo, razón por la cual sobre las 4:30 p.m. Luis Fernando voló a su destino final en Cartagena donde tiene su residencia permanente, convencido de no ser portador del virus.
No obstante, el lunes 16 de marzo sobre las 4:30 p.m. lo llamaron de Seguros Bolívar para informarle que la prueba había arrojado positivo. Al conocer el resultado se notificó inmediatamente al Dadis como lo establece el protocolo actuando con absoluta responsabilidad.
Después de haber aclarado lo anterior, es oportuno manifestar que estamos atravesando momentos difíciles y la sociedad con toda razón está susceptible. Es precisamente por eso que las autoridades sanitarias deben ser fieles a la verdad y no transmitir hechos imprecisos a la opinión pública que puedan generar una tragedia y como en el presente caso, un linchamiento mediático inmerecido, pues el joven y su familia actuaron con diligencia y cuidado, aun sin ser notificado de ser portador del virus, incluso más allá de lo previsto en los aeropuertos del país.
Ante las autoridades se acreditará la absoluta veracidad de los hechos que hemos narrado. Lamentamos profundamente la situación mundial, nacional y local y esperamos que todo se normalice pronto.
Spread the love